ūüö® ¬°La Conferencia del Gobierno Mundial anuncia OFICIALMENTE LA MARCA DE LA BESTIA! mientras Biden pide una identificaci√≥n mundial para viajar, comprar y vender!

G20 en Bali, el discurso del alemán Klaus Schwab , fundador y presidente del Foro Económico Mundial (WEF)
‚ÄúLo que tenemos que enfrentar es una¬†profunda reestructuraci√≥n sist√©mica y estructural de nuestro mundo¬†.¬†Y eso tomar√° alg√ļn tiempo.¬†Y el mundo se ver√° diferente despu√©s de que completemos este proceso de transici√≥n‚ÄĚ.

El economista Ernst Wolff cree que una alianza oculta de líderes políticos y corporativos está explotando la pandemia con el objetivo de colapsar las economías nacionales e introducir una moneda digital global.

¬ŅC√≥mo es que m√°s de 190 gobiernos de todo el mundo terminaron lidiando con la pandemia casi exactamente de la misma manera, con bloqueos, mandatos de m√°scaras y tarjetas de vacunaci√≥n que ahora son comunes en todas partes? La respuesta puede estar en la escuela Young Global Leaders, que fue establecida y administrada por Klaus Schwab del Foro Econ√≥mico Mundial, y por la que pasaron muchos de los l√≠deres pol√≠ticos y empresariales prominentes de la actualidad en su camino hacia la cima.

El economista, periodista y autor alem√°n Ernst Wolff ha revelado algunos datos sobre la escuela ¬ęJ√≥venes l√≠deres globales¬Ľ de Schwab que son relevantes para comprender los acontecimientos mundiales durante la pandemia en un video del podcast del Comit√© Corona alem√°n. Si bien Wolff es conocido principalmente como un cr√≠tico del sistema financiero globalista, recientemente se ha centrado en sacar a la luz lo que √©l ve como la agenda oculta detr√°s de las medidas anti-Covid que se est√°n promulgando en todo el mundo.

Comienzos misteriosos

La historia comienza con el Foro Econ√≥mico Mundial (WEF), que es una ONG fundada por Klaus Schwab, un economista e ingeniero mec√°nico alem√°n, en Suiza en 1971, cuando solo ten√≠a 32 a√Īos. El WEF es m√°s conocido por el p√ļblico por la conferencias anuales que realiza en Davos, Suiza, cada mes de enero, cuyo objetivo es reunir a l√≠deres pol√≠ticos y empresariales de todo el mundo para discutir los problemas del d√≠a. Hoy en d√≠a, es una de las redes m√°s importantes del mundo para la √©lite del poder globalista, siendo financiada por aproximadamente mil corporaciones multinacionales.

J√≥venes l√≠deres globales de Schwab: ¬ŅIncubadora del gran reinicio?

En 1992, Schwab estableci√≥ una instituci√≥n paralela, la escuela Global Leaders for Tomorrow, que se restableci√≥ como Young Global Leaders en 2004. Los asistentes a la escuela deben solicitar la admisi√≥n y luego se someten a un riguroso proceso de selecci√≥n. Los miembros de la primera clase de la escuela en 1992 ya inclu√≠an a muchos que se convirtieron en importantes figuras pol√≠ticas liberales, como Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y Tony Blair. Actualmente hay alrededor de 1.300 graduados de esta escuela, y la lista de ex alumnos incluye varios nombres de quienes se convirtieron en l√≠deres de las instituciones de salud de sus respectivas naciones. Cuatro de ellos son ex y actuales ministros de salud de Alemania, incluido Jens Spahn, quien ha sido Ministro Federal de Salud desde 2018. Philipp R√∂sler, quien fue Ministro de Salud desde 2009 hasta 2011, 

Otros nombres notables en la lista de la escuela son Jacinda Ardern, la Primera Ministra de Nueva Zelanda, cuyas estrictas medidas de cierre han sido elogiadas por las autoridades sanitarias mundiales; Emmanuel Macron, presidente de Francia; Sebastian Kurz, hasta hace poco Canciller de Austria; Viktor Orb√°n, Primer Ministro de Hungr√≠a; Jean-Claude Juncker, ex Primer Ministro de Luxemburgo y Presidente de la Comisi√≥n Europea; y Annalena Baerbock, la l√≠der de los Verdes alemanes que fue la primera candidata del partido a canciller en las elecciones federales de este a√Īo, y que todav√≠a est√° en la carrera para ser la sucesora de Merkel. Tambi√©n encontramos en la lista al gobernador de California, Gavin Newsom, quien fue seleccionado para la clase de 2005, as√≠ como al ex candidato presidencial y actual secretario de Transporte de EE. UU., Peter Buttigieg, quien es un ex alumno muy reciente,

Gavin Newsom, Clase de Jóvenes Líderes Globales de 2005.
Peter Buttigieg, Clase de Jóvenes Líderes Globales de 2019.

Pero la lista de ex alumnos de la escuela no se limita a los l√≠deres pol√≠ticos. Tambi√©n encontramos all√≠ a muchos de los capitanes de la industria privada, incluidos Bill Gates de Microsoft, Jeff Bezos de Amazon, Richard Branson de Virgin y Chelsea Clinton de la Fundaci√≥n Clinton. Nuevamente, todos expresaron su apoyo a la respuesta global a la pandemia, y muchos obtuvieron ganancias considerables como resultado de las medidas.

Jeff Bezos, L√≠deres Globales del Ma√Īana Clase de 1998.

Wolff cree que las personas detr√°s del WEF y la escuela Global Leaders son las que realmente determinan qui√©nes se convertir√°n en l√≠deres pol√≠ticos, aunque subraya que no cree que el propio Schwab sea el que toma estas decisiones sino que es un mero facilitador. Adem√°s, se√Īala que los alumnos de la escuela incluyen no solo estadounidenses y europeos, sino tambi√©n personas de Asia, √Āfrica y Am√©rica del Sur, lo que indica que su alcance es verdaderamente mundial.

El WEF de Schwab ahora est√° presionando para implantar microchips de seguimiento en humanos como parte de la agenda The Great Reset

El Internet de los cuerpos (IoB) es la extensión biológica del Internet de las cosas (IoT) que nos trajo automóviles sin conductor y hogares inteligentes.

Como parte del Gran Reinicio, ambos forman parte de los planes para el futuro de la humanidad ideados por las élites del Foro Económico Mundial.

El IoB confirma su creencia en los beneficios eternos de la tecnolog√≠a y promete mejorar nuestra salud y prolongar nuestra vida. Esa es una buena idea, ¬Ņno? No, el significado se vuelve claro una vez que lo entiendes.

La palabra clave est√° aqu√≠ es datos. Se supone que los datos son el nuevo petr√≥leo en esta nueva era tecnol√≥gica. Nuestros tel√©fonos y Fitbits se utilizan para recopilar datos sobre nuestras ubicaciones, patrones de gasto, estado educativo y econ√≥mico, lealtades pol√≠ticas, pasos a pie y niveles de ox√≠geno.

Pero a través de la Internet de los cuerpos, más y más nanosensores y robots se integrarán en nuestros cuerpos, convirtiéndonos en una plataforma de información cuantificable que puede comercializarse fácilmente e incluso manipularse de forma remota.

Al recopilar todos estos datos, los propietarios de los datos podrán desarrollar perfiles muy detallados de la población que se pueden utilizar para mejorar la vigilancia y la seguridad definida por las autoridades.

Klaus Schwab, el fundador del WEF y proponente del Gran Reinicio, cree que la pandemia y los confinamientos son una oportunidad para difundir este uso tecnol√≥gico, que ‚Äúresultar√° en una fusi√≥n de nuestras identidades f√≠sicas, digitales y biol√≥gicas‚ÄĚ .

Su objetivo es superar nuestras limitaciones humanas integrando suficiente tecnología en el cuerpo y situándolos en el marco de la Cuarta Revolución Industrial.

En el art√≠culo del Foro Econ√≥mico Mundial de 2020 ¬ęHacer un seguimiento de c√≥mo funcionan nuestros cuerpos podr√≠a cambiar nuestras vidas¬Ľ publicado cuando se anunci√≥ formalmente el Gran Reinicio en junio de 2020, Xiao Liu escribi√≥: ¬ęEstamos entrando en la era de la ¬ęInternet de los cuerpos¬Ľ: recolectar nuestro datos a trav√©s de una variedad de dispositivos que se pueden implantar, tragar o usar‚ÄĚ.

‚ÄúCon el an√°lisis de big data, innumerables acciones y decisiones diarias pueden, en √ļltima instancia, alimentar nuestro perfil de salud, que puede ser creado y mantenido no solo por proveedores de atenci√≥n m√©dica tradicionales, sino tambi√©n por empresas tecnol√≥gicas u otras entidades‚ÄĚ.

El Foro Econ√≥mico Mundial (WEF, por sus siglas en ingl√©s), una organizaci√≥n internacional que trabaja para ¬ędar forma a las agendas globales, regionales y de la industria¬Ľ, public√≥ recientemente su √ļltima propuesta dist√≥pica: un sistema de identificaci√≥n digital de gran alcance que recopilar√° la mayor cantidad de datos posible sobre individuos y luego utilizar estos datos para determinar su nivel de acceso a diversos servicios.

Esta propuesta de identificaci√≥n digital se describe en un informe titulado ¬ęAdvancing Digital Agency: The Power of Data Intermediaries¬Ľ y se basa en un marco de identificaci√≥n digital que el WEF ha publicado anteriormente .

Bajo este marco, el WEF propone recopilar datos de muchos aspectos de la ‚Äúvida cotidiana‚ÄĚ de las personas a trav√©s de sus dispositivos, redes de telecomunicaciones y proveedores de servicios externos.

El WEF sugiere que esta red de recopilaci√≥n de datos permitir√≠a que una identificaci√≥n digital recopile datos sobre el comportamiento en l√≠nea de las personas, el historial de compras, el uso de la red, el historial crediticio, la biometr√≠a, los nombres, los n√ļmeros de identidad nacional, el historial m√©dico, el historial de viajes, las cuentas sociales, e- cuentas gubernamentales, cuentas bancarias, uso de energ√≠a, estad√≠sticas de salud, educaci√≥n y m√°s.

Una vez que la identificaci√≥n digital tenga acceso a este enorme conjunto de datos altamente personales, el WEF propone usarlo para decidir si los usuarios pueden ¬ęposeer y usar dispositivos¬Ľ, ¬ęabrir cuentas bancarias¬Ľ, ¬ęrealizar transacciones financieras en l√≠nea¬Ľ, ¬ęrealizar transacciones comerciales‚ÄĚ, ‚Äúacceder a seguros, tratamiento‚ÄĚ, ‚Äúreservar viajes‚ÄĚ, ‚Äúpasar por el control fronterizo entre pa√≠ses o regiones‚ÄĚ, ‚Äúacceder a servicios de terceros que dependen de inicios de sesi√≥n en redes sociales‚ÄĚ, ‚Äúdeclarar impuestos, votar, cobrar beneficios, ¬Ľ y m√°s.

En este informe de la Agencia digital avanzada: el poder de los intermediarios de datos, el WEF posiciona este marco de identificaci√≥n digital como parte de la soluci√≥n a una ¬ębrecha de confianza en el intercambio de datos¬Ľ y se√Īala que los pasaportes de vacunas, que fueron obligatorios en todo el mundo durante el COVID -19 pandemia, ‚Äúsirven por naturaleza como una forma de identidad digital‚ÄĚ.

El WEF tambi√©n elogia la forma en que los pasaportes de vacunas han permitido a los gobiernos recopilar datos de sus poblaciones sin ¬ęaviso y consentimiento¬Ľ:

‚ÄúA nivel colectivo, los datos de vacunas son un recurso de salud p√ļblica incre√≠ble. El gobierno del Reino Unido en particular ha reconocido esto y ha sugerido que las t√©cnicas de anonimizaci√≥n, seudonimizaci√≥n y protecci√≥n de datos podr√≠an aprovecharse en un entorno controlado para permitir la reutilizaci√≥n de esos datos altamente confidenciales. En tales casos, la notificaci√≥n y el consentimiento no son necesarios per se para la reutilizaci√≥n de los datos, pero los procesos intermedios a los que se someten los datos deben realizarse en un entorno controlado para que los hallazgos del conjunto de datos est√©n disponibles en lugar de los datos mismos‚ÄĚ.

Adem√°s, el WEF brinda un ejemplo espec√≠fico de c√≥mo las identificaciones digitales podr√≠an usarse para autenticar a un usuario (usando huellas dactilares, una contrase√Īa o tecnolog√≠a de verificaci√≥n de identidad) y decidir si se le debe otorgar acceso a un pr√©stamo bancario al juzgar su perfil (que puede incluir sus datos biom√©tricos, nombre y n√ļmero de identidad nacional) e historial (que puede incluir su historial crediticio, m√©dico y de compras en l√≠nea).

El WEF contin√ļa sugiriendo que las identificaciones digitales ¬ępermitir√°n la selecci√≥n de preferencias y la toma de ciertas decisiones por adelantado¬Ľ y, en √ļltima instancia, allanar√°n el camino para la ¬ętoma de decisiones automatizada¬Ľ donde un ¬ęasistente digital confiable¬Ľ ¬ęautomatiza los permisos para las personas¬Ľ. y administra de manera efectiva sus datos a trav√©s de diferentes servicios‚ÄĚ para ‚Äúsuperar las limitaciones de notificaci√≥n y consentimiento‚ÄĚ.

Este impulso por un sistema de identificaci√≥n digital invasivo del WEF lo sigue proponiendo otros sistemas de vigilancia similares, como convertir el latido de su coraz√≥n en una identificaci√≥n digital . A lo largo de la pandemia, el WEF ha defendido constantemente los pasaportes de vacunas y la identificaci√≥n digital .

M√°s all√° de estas propuestas espec√≠ficas, el WEF es infame por sus agendas globalistas y transhumanistas como el ‚ÄúGran Reinicio‚ÄĚ (que propone que las personas ‚Äúno posean nada‚ÄĚ y ‚Äúsean felices‚ÄĚ) y la ‚ÄúCuarta Revoluci√≥n Industrial‚ÄĚ (que, seg√ļn El fundador y presidente de WEF, Klaus Schwab, conducir√° a ¬ęuna fusi√≥n de nuestras identidades f√≠sica, digital y biol√≥gica¬Ľ).

Los gobiernos y las corporaciones privadas est√°n adoptando cada vez m√°s las identificaciones digitales. Algunos gobiernos tambi√©n est√°n impulsando una noci√≥n similar: aplicaciones de estilo de cr√©dito social que monitorean el comportamiento de los ciudadanos y los recompensan por participar en acciones aprobadas por el estado.

Biden promete a los l√≠deres mundiales que EE. UU. fortalecer√° los ‚Äėcertificados digitales

La Casa Blanca de Biden emiti√≥ un comunicado el mi√©rcoles, declarando abiertamente que el r√©gimen actual se dedic√≥ a las declaraciones hechas por los l√≠deres en la conferencia del G20 que ver√≠an un mayor uso de la identificaci√≥n digital Covid-19. 

En la secci√≥n 23 de la declaraci√≥n, la Casa Blanca dice que reconoce la importancia de los ¬ęest√°ndares t√©cnicos y m√©todos de verificaci√≥n compartidos¬Ľ, y espec√≠ficamente establece que buscar√° aprovechar el ¬ę√©xito¬Ľ de los est√°ndares existentes y los certificados digitales de Covid-19. .

Recientemente, la cumbre B20 inst√≥ al G20 a adoptar un marco global para rastrear el estado de vacunaci√≥n de las personas a trav√©s de un marco digital. 

El ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin, inst√≥ al G20 a utilizar los est√°ndares establecidos por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) para ¬ęmejorar la arquitectura sanitaria mundial¬Ľ.

Hasta el momento, se han recaudado $1.400 millones de 15 pa√≠ses y tres instituciones filantr√≥picas. Australia, Francia y Arabia Saudita han expresado todos sus compromisos con el fondo.

¬ęAgradezco a los donantes de los pa√≠ses miembros del G20 y no miembros del G20, as√≠ como a las instituciones filantr√≥picas que han contribuido. Sin embargo, los fondos recaudados a√ļn son insuficientes. Espero un apoyo a√ļn mayor para este Fondo para la Pandemia¬Ľ, dijo, mientras los fondos actualmente planteadas no son suficientes para crear el marco deseado. Un estudio de la OMS dijo que se necesitar√≠an $ 31 mil millones anuales para crear un marco que ¬ęprevendr√≠a futuras pandemias¬Ľ.