Saltar al contenido

Forbes: Chips en la piel y desaparición del efectivo, es el futuro del dinero.

5 noviembre, 2018

La tecnología digital ha transformado el panorama de pagos, pues el 52% de los adultos en el mundo envió o recibió pagos digitales en 2017, mientras que en 2014 fue un 42%, de acuerdo con el Banco Mundial.

En México, todavía existe una oportunidad de reducir el uso de efectivo, que abarca entre el 80% y 85% de los pagos que se hacen en el país.“Cualquier dispositivo conectado sirve para usarlo en lugar del efectivo. En el caso de los chips, éste es más avanzado y radical…. Al final de 2020 habrá más de 50 billones de dispositivos conectados en el mundo, entonces tendremos prácticamente chips en todas las cosas e igual y en una de esas hasta en implantes”, añadió.

Entre los temas que se abordaron en el Money 20/20 fueron: ciudades inteligentes, relacionado con el uso de información para que los gobiernos identifiquen la cantidad de gente que se mueve diariamente y de ahí partir para ofrecer nuevos sistemas de aceptación de pago en el transporte público; cambios en la experiencia de compra, donde el comercio electrónico sigue creciendo; y los pagos sin contacto, un método que se acepta en nueve millones de negocios a nivel global.

“El comercio electrónico crece a pasos agigantados…El tema es asegurar que cuando la gente hace una compra en internet o de una aplicación el producto llegue y no se dé un fraude.

Por eso, anunciamos que todas nuestras tarjetas tanto de débito como de crédito serán parte de un proceso de tokenización”, compartió de la Vega.

Dicho proceso consiste en encriptar los datos de la tarjeta, como el número de cuenta, para que el establecimiento reciba un número del plástico diferente que sólo funcione para dicha transacción, para evitar fraudes electrónicos.

En el mundo, la tasa de crecimiento de los fraudes cibernéticos es de entre 5% y 10% trimestralmente.

La tecnología digital ha transformado el panorama de pagos, pues el 52% de los adultos en el mundo envió o recibió pagos digitales en 2017, mientras que en 2014 fue un 42%, de acuerdo con un la base de datos The Global Findex del Banco Mundial (World Bank Group).

“Los gigantes de la tecnología se han trasladado a la esfera financiera, aprovechando el conocimiento profundo del cliente para proporcionar una amplia gama de servicios financieros. Los pagos realizados a través de sus plataformas tecnológicas están facilitando un mayor uso de la cuenta en las principales economías emergentes”, indica el análisis.

En China, por ejemplo, el 57% de los propietarios de cuentas usa teléfonos móviles o internet para comprar y pagar facturas, lo cual es alrededor del doble que lo registrado en 2014, añade el Banco Mundial.

Por otra parte, de la Vega señaló que algunos instrumentos como las criptomonedas han perdido interés porque se ve como una forma más de pago. “Ha perdido el glamour que tenía al principio”, comentó.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: