Saltar al contenido

El tercer hombre más poderoso del Vaticano es declarado culpable por abuso de menores

26 febrero, 2019

Un tribunal australiano ha declarado culpable de abusos sexuales a menores al cardenal George Pell, quien fue el tercer hombre más poderoso del Vaticano.

El veredicto fue emitido el pasado diciembre, pero se ha dado a conocer este martes. Pell podría ser arrestado en las próximas horas y se enfrenta a una condena de unos diez años de cárcel.

El cardenal George Pell siempre defendió su inocencia y sigue haciéndolo», indicaron en un comunicado sus abogados, que dijeron presentarán apelación.

Es una nueva bofetada para una Iglesia católica que acaba de organizar una cumbre histórica sobre la lucha contra la pederastia, al final de la cual el papa Francisco prometió el domingo «una lucha a todos los niveles», aunque tiene dificultades para convencer a las víctimas de su respuesta frente a la gravedad y la amplitud de los crímenes de pederastia en sus rangos.

Sin embargo, personas involucradas comentan: «Son seres humanos terribles. La Iglesia necesita levantarse y callarse y venir a la mesa con una buena chequera porque somos unas 60.000 víctimas y hay aproximadamente 43.000 católicos. Que pare nuestro sufrimiento, estamos hartos», decía un hombre que fue víctima de abusos.

«Creo que la mente del público se ha contaminado mucho por las fechorías de la Iglesia católica y por las denuncias que ha presentado la gente y que no fueron atendidas, que dijeron: ‘Bueno, él debe de ser culpable«, decía un defensor del cardenal.
«Como muchos supervivientes he experimentado vergüenza, soledad, depresión y sufrimiento; me ha llevado años entender el impacto en mi vida», leía la abogada de una de las víctimas de abuso, Vivian Waller.

Los delitos cometidos por el cardenal Pell se remontan a hace dos décadas, por abusos e incluso una violación a un menor en Melbourne. Él se había declarado inocente de los cinco cargos que se le habían imputado.

Es una noticia dolorosa», afirmó la Santa Sede, que expresó su «profundo respeto» por la justicia australiana y a la vez recordó que el cardenal Pell «reiteró su inocencia y tiene derecho a defenderse hasta la última instancia».

El tribunal de Melbourne consideró al cardenal de 77 años culpable de agresión sexual y atentado al pudor contra dos monaguillos de 12 y 13 años.

Fue reconocido culpable de haber impuesto una felación a uno de ellos y de haberse masturbado frotádose contra el otro adolescente.

Los hechos fueron cometidos en los años 1990 en la sacristía de la catedral

Saint-Patrick de Melbourne, de la que Pell, figura del tradicionalismo católico australiano, era arzobispo.

DÉJANOS TU COMENTARIO:

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: