Saltar al contenido

La inteligencia artificial supondrá un cambio «más profundo que el fuego, la electricidad o Internet ¿Se cumplirá Apocalipsis 13:12?

Pichai, líder de Google, dice que durante el próximo cuarto de siglo, dos nuevas tecnologías transformarán nuestro planeta: Inteligencia Artificial y la computación cuántica.

Sobre el primero, afirma: «Lo veo como la tecnología más profunda que la humanidad jamás desarrollará y en la que trabajará». 

«Si piensas en el fuego, en la electricidad o en internet, es así. Pero creo que es aún más profundo», indica. 

La inteligencia artificial es, en la base, el intento de replicar la imagen de la inteligencia humana en máquinas. Varios sistemas de inteligencia artificial ya son mejores que los humanos para resolver tipos particulares de problemas tanto en la tierra como en el espacio. 

La computación cuántica es un fenómeno totalmente diferente. La computación ordinaria se basa en estados de la materia que son binarios: 0 o 1. Nada intermedio. Estas posiciones se denominan bits.

Las computadoras cuánticas se basan en cúbit, que tienen en cuenta la probabilidad de que la materia se encuentre en uno de varios estados diferentes. Esto es algo alucinante, pero podría cambiar el mundo. 

Pichai y otros tecnólogos líderes encuentran aquí algunas estimulantes posibilidades. «`[La mecánica cuántica] no va a funcionar para todo. Hay cosas para las que la forma en que hacemos la computación hoy siempre será mejor. Pero hay algunas cosas para las que la computación cuántica abrirá una gama completamente nueva de soluciones».

Sundar Pichai ascendió en las filas de Google al ser el gerente de producto más efectivo, popular y respetado en la historia de la compañía.

Ni el navegador Chrome ni Android, el sistema operativo móvil, fueron idea suya. Pero Pichai fue el gerente de producto que los condujo a la dominación global, bajo la atenta mirada de los fundadores de Google.

En cierto sentido, Pichai ahora gestiona los desafíos infinitamente mayores de la inteligencia artificial y la computación cuántica. 

Y lo está haciendo mientras Google se enfrenta a un aluvión diario de escrutinio y críticas en varios frentes, por nombrar solo tres: impuestos, privacidad y presunto monopolio.

Aceleración

Todo lo anterior son preocupaciones de las personas dentro del mundo de la tecnología que quieren que Google vaya más rápido. Pero a muchos también les gustaría que las grandes tecnologías se ralentizaran.

La lección más obvia que extraigo de mi tiempo en Silicon Valley es que no hay posibilidad de que eso suceda. La aceleración es la norma: la aceleración de la historia se está acelerando en sí misma.

Y, cuando le pregunté a Pichai si el modelo chino de internet -mucho más autoritario y mucho más vigilante- está en ascenso, Pichai dijo que la internet libre y abierta «está siendo atacada«. Es importante destacar que no se refirió directamente a China, pero continuó diciendo: «Ninguno de nuestros principales productos y servicios está disponible en China».

Con legisladores y reguladores demostrando ser lentos, ineficaces y fáciles de presionar, y una pandemia en curso, el Occidente democrático está dejando en gran medida a personas como Sundar Pichai decidir hacia dónde debemos dirigirnos.

A %d blogueros les gusta esto: