Saltar al contenido

Primer Ministro Israelí: la protección de las vacunas contra la variante Delta es débil (VIDEO)

En una evaluación de la situación por COVID-19 en Israel este viernes, el primer ministro israelí Naftali Bennett dijo que la protección brindada por las vacunas COVID-19 es “más débil de lo que esperábamos” contra la variante Delta de coronavirus.

Estudios recientes en Israel por la variante Delta ya dominante en el mundo, el primer ministro israelí Naftali Bennett dijo que las vacunas “no tienen la protección que esperábamos” contra esta nueva cepa y las nuevas que podrían surgir en un futuro con este virus cambiante.

“Todos teníamos en mente que las vacunas resolverían el problema pero no es así” dijo Bennett desde su prespectiva como empresario tecnológico frente a funcionarios de salud, miembros del Consejo de Seguridad Nacional, la Policía y militares.

“[La variante] Delta está aumentando” en todo el mundo, dijo. “Por un lado, las vacunas son eficaces contra el virus, por lo que nos aseguramos de tener las existencias necesarias. Pero las vacunas por sí solas no son suficientes.

“Actualmente hay una opinión cada vez más de que la capacidad de protección de las vacunas existentes contra la variante Delta es más débil de lo que esperábamos”.

Añadió: “No sabemos exactamente en qué medida ayuda la vacuna, pero es significativamente menos” contra la variante Delta que ante las variantes anteriores. “Todos esperamos ver una desaceleración, pero los hechos en este momento son que no hay desaceleración, ni aquí ni en todo el mundo”.

Aún así, el primer ministro dijo: “Nuestro objetivo es permitir que la vida cotidiana continúe con los ajustes frente al coronavirus“.

Infección natural vs vacunación: ¿Qué brinda más protección?

Los pacientes con coronavirus que se recuperaron del virus tenían muchas menos probabilidades de infectarse durante la última ola de la pandemia que las personas que fueron vacunadas contra COVID, según las cifras presentadas al Ministerio de Salud de Israel.

Los datos del Ministerio de Salud sobre la ola de brotes de COVID que comenzó en mayo muestran que los israelíes con inmunidad a la infección natural tenían muchas menos probabilidades de infectarse nuevamente en comparación con los israelíes que solo tenían inmunidad a través de la vacunación.

Con un total de 835,792 israelíes que se sabe que se han recuperado del virus, los 72 casos de reinfección representan el 0,0086% de las personas que ya estaban infectadas con COVID.

Por el contrario, los israelíes que fueron vacunados tenían 6,72 veces más probabilidades de infectarse después de la inyección que después de una infección natural, con más de 3.000 de los 5.193.499, o el 0,0578%, de israelíes que fueron vacunados infectados en la última ola.

Según un informe de Channel 13 , la disparidad ha confundido y dividido a los expertos del Ministerio de Salud, y algunos dicen que los datos demuestran el mayor nivel de inmunidad proporcionado por la infección natural frente a la vacunación, mientras que otros siguen sin estar convencidos. ver la noticia

Israel esta probando nuevas soluciones

La vacuna Britlife Israelí de respuesta única anti-coronavirus ha regresado a la escena mundial y parece que ahora puede estar colaborando con una compañía farmacéutica de los Estados Unidos. NrX Pharmaceutical ha completado estudios clínicos. La Corporación Nrx anunció el miércoles que firmará un memorando de entendimiento que describe los medios de producción, así como los derechos de comercialización y desarrollo de la vacuna. En la primera etapa de los ensayos clínicos, brylife es un virus vivo y una vacuna autopropagante, en contraste con Pfizer, el Biothec, y moderna.

Las vacunas de autopropagación, también conocidas como vacunas transmisibles o autopropagantes,

Vacunas que se propagan por si mismas: las vacunas de propagación automática están diseñadas geneticamente para moverse a través de poblaciones como las enfermedades transmisibles, pero en lugar de causar enfermedades, confieren protección. La visión es que se pueda vacunar a un pequeño número de individuos en una población objetivo, y la cepa de la vacuna circularía entonces en la población como un virus patógeno, lo que resultaría en una inmunidad rápida y generalizada.

A %d blogueros les gusta esto: