Saltar al contenido

Bill gates invierte millones en que lleves el pasaporte de vacunas y toda tu información debajo de la piel

La información médica se puede almacenar debajo de la piel con la ayuda de microagujas.

El certificado de vacunación del futuro se pondrá debajo de su piel, según los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Se inyecta en la piel un patrón de color con la dosis de vacunación que no es visible a simple vista. El color contiene puntos cuánticos no mayores que unos pocos nanómetros.

En diciembre de 2019, Robert S. Langer y su equipo desarrollaron y patentaron una técnica mediante la cual se podían usar parches transdérmicos para etiquetar personas con tinta invisible a fin de almacenar información médica y de otro tipo por vía subcutánea. La investigación “fue financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates y el Instituto Koch para la Investigación Integrativa del Cáncer”.

Cuando los puntos cuánticos se iluminan con luz ultravioleta, un electrón en el punto cuántico puede excitarse a un estado de mayor energía. Los estudios in vitro, basados ​​en cultivos celulares, sobre puntos cuánticos sugieren que su toxicidad puede derivar de múltiples factores, incluidas sus características fisicoquímicas.

Kevin McHugh, miembro del equipo, explicó sin embargo que la técnica permitió la inspección rápida del historial de vacunación .

Los investigadores afirman que la forma invisible de la tarjeta de vacunación está destinada principalmente a regiones donde las tarjetas de vacunación se pierden fácilmente y el equipo que necesitan las autoridades para leer la información encapsulada en el brazo no es caro. Ya hay teléfonos inteligentes con una cámara de infrarrojos incorporada que vienen de serie.

“Debido a que muchas personas no se aseguran de recibir una vacuna de refuerzo a tiempo, 1,5 millones de personas podrían morir en estas regiones cada año, dijo el ex estudiante graduado del MIT McHugh. Hace años, McHugh y otros investigadores del MIT se propusieron desarrollar un método para crear un «reemplazo seguro» para los registros de vacunación en papel.

“En muchos países del tercer mundo, vacunarse con regularidad es un verdadero desafío”, dice Ana Jaklenec del MIT. “Porque faltan datos sobre cuándo se vacunó a los niños contra qué enfermedad”. Hasta ahora, el proceso innovador solo se ha probado en experimentos con animales. Los investigadores vacunaron ratas contra la poliomielitis. Al mismo tiempo, les dieron el código de color.

fuente:

A %d blogueros les gusta esto: