Saltar al contenido

Padre musulmán mata a su hija, el día que creyó en Jesús (Persecución Cristiana)

Una mujer en el centro de Uganda que aceptó a Cristo en un servicio religioso el 29 de mayo fue asesinada ese mismo día cuando su padre la apuñaló en los ojos por abandonar el Islam, dijeron las fuentes.

Después de tener varios sueños sobre Cristo, Hawa Amoti, de 28 años, de Nansana, distrito de Wakiso, visitó a un vecino cristiano temprano en la mañana del 29 de mayo, dijo el vecino, no identificado por razones de seguridad.

“Amoti vino a nuestra casa muy temprano en la mañana y necesitaba saber más de Issa [Jesús], a quien había visto en un sueño”, dijo. “Después de explicarle acerca de la vida eterna y el perdón de los pecados que viene de Jesús que vino a quitar los pecados del mundo entero, aceptó voluntariamente a Jesús para la salvación de su alma. Luego oré por ella y luego juntos fuimos a la iglesia en Nansana”.

Después del servicio de la iglesia, Amoti se unió a la familia del vecino para almorzar en su casa y se quedó hasta alrededor de las 5:45 pm, cuando ella se fue a su casa, dijo.

Su padre, Haji Shariifu Agaba, y sus hermanos ya sabían que la habían visto adorando a Cristo en la iglesia cuando llegó frente a su casa, dijo uno de sus hermanos. Agaba ordenó a sus hijos que la agarraran y la golpearan, luego tomó un cuchillo afilado y le atravesó los ojos, dijo un hermano de Amoti que trató de defenderla.

“Quiero quitarte estos ojos para que dejes de ver iglesias para siempre; incluso si mueres, no te vamos a enterrar”, le dijo Agaba, según el hermano, cuyo nombre no se revela por razones de seguridad.

Los lamentos y gritos de Amoti atrajeron a los vecinos que corrieron a rescatarla, dijo el vecino cristiano. A medida que llegaban más miembros de la comunidad, Agaba y sus hijos entraron a su casa.

Los vecinos hicieron arreglos para que un vehículo llevara a Amoti a un hospital cercano, donde sucumbió al sangrado profuso de sus heridas en los ojos, dijeron las fuentes.

Los líderes comunitarios en Nansana condenaron el ataque y prometieron arrestar y acusar a Agaba, dijeron.

Los miembros de la iglesia enterraron el cuerpo de Amoti en el distrito de Luwero.

EXTREMISTA MUSULMÁN SENTENCIADO

En el distrito de Mukono, también en el centro de Uganda, un juez del Tribunal Superior de Mukono condenó el 26 de mayo a un extremista musulmán a cadena perpetua por matar al menos a dos cristianos, dijeron las fuentes.

La juez Mutonyi Margaret entregó la sentencia a Alias ​​Mohammed Wamala por matar a dos cristianos convertidos del Islam, Zulaikha Mirembe y otro identificado solo como Nansamba, en 2017. Varios testigos testificaron contra Wamala, quien confesó haber matado a Mirembe, Nansamba y otros, dijeron cristianos del área.

“En 2017, el acusado confesó haber matado a Zulaikha Mirembe y a varios otros cristianos para cumplir con lo que estaba escrito en el Corán sobre apoyar la causa de Alá matando a los infieles”, dijo un pastor del área a Morning Star News.

La jueza Margaret le impuso a Wamala la pena máxima por los asesinatos.

“Esto será un ejemplo para todos aquellos que quieran participar en actos criminales de este tipo en el futuro”, dijo.

Durante el juicio, Wamala y otros musulmanes fueron acusados ​​de asesinatos rituales como parte de una práctica oculta que involucraba un santuario donde se enterraban los cuerpos, dijo Area Christian.

La policía arrestó a Wamala y a otros cinco musulmanes en 2017 después de que se encontrara el cuerpo de Nansamba en la aldea de Kisoga, distrito de Kayunga, junto con los cuerpos de otros cuatro cuyos nombres no fueron revelados. Otros tres sospechosos, Vincent Paul, Isa Walakira y Jamiru Kimbugwe, aún estaban bajo investigación, dijeron las fuentes.

El abogado de Wamala, Emmanuel Turyomwe, había pedido que se aplicaran sentencias indulgentes al mismo tiempo, diciendo que su cliente estaba arrepentido, pero el juez estuvo de acuerdo con la solicitud de cadena perpetua del estado.

Los ataques en el centro de Uganda fueron algunos de los muchos casos de persecución de cristianos en el país que ha documentado Morning Star News.

La constitución de Uganda y otras leyes contemplan la libertad religiosa, incluido el derecho a propagar la propia fe y convertirse de una fe a otra. Los musulmanes representan no más del 12 por ciento de la población de Uganda, con altas concentraciones en las áreas del este del país.

A %d blogueros les gusta esto: