Saltar al contenido

El FBI investiga una serie de ataques proabortistas contra centros e iglesias provida

El FBI está investigando una serie de ataques y amenazas dirigidos a centros de recursos para embarazadas y organizaciones religiosas en todo el país», dijo el FBI a la prensa el jueves.
La Oficina Federal de Investigación ha confirmado que se ha iniciado una investigación sobre los más de 50 ataques pro-aborto contra los provida que se han producido desde la filtración del caso Roe v. Wade. 

«El FBI está investigando una serie de ataques y amenazas dirigidas a centros de recursos para embarazadas y organizaciones religiosas en todo el país», dijo el FBI a The Washington Times el viernes. «El FBI se toma muy en serio todas las amenazas y seguimos trabajando estrechamente con nuestros socios de las fuerzas del orden y permaneceremos vigilantes para proteger a nuestras comunidades». 

«Nos gustaría recordar a los miembros del público que si observan algo sospechoso o tienen información sobre posibles amenazas, lo denuncien a las fuerzas del orden inmediatamente, llamen a su oficina local del FBI o envíen una pista a tips.fbi.gov», añadió el Buró. 

La violencia pro-aborto se ha disparado desde que el mes pasado se filtró el borrador de la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos que anularía el histórico caso del aborto, Roe contra Wade. 

Una lista recopilada por el Consejo de Investigación de la Familia (Family Research Council) muestra que, hasta el 16 de junio, la friolera de 52 ataques pro-aborto han tenido lugar desde la filtración, incluyendo casi una docena de actos de vandalismo contra iglesias católicas y casi 40 contra centros de embarazo en crisis. 

A pesar del aumento extremo de los ataques anticatólicos a manos de activistas proabortistas, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y autodenominada «muy católica», Nancy Pelosi, esquivó esta semana las preguntas sobre la inquietante tendencia y, en cambio, elogió el aborto. 

«En lo que respecta al caso del aborto, ha habido una serie de ataques a las iglesias, a los centros de embarazo en crisis. Los republicanos van a por los demócratas por no decir nada y dicen que su retórica está contribuyendo a estos ataques…», señaló una periodista a Pelosi el jueves, antes de que ésta la interrumpiera:  «Bueno, permítanme decir esto. Una mujer tiene derecho a elegir, vivir su responsabilidad depende de ella, de su médico, de su marido, de su pareja y de su Dios».

Siguiendo ignorando por completo la cuestión de los persistentes ataques criminales a los centros de embarazos en crisis durante las últimas semanas, que han incluido repetidos ataques con bombas incendiarias, daños violentos a los edificios y vandalismo, Pelosi pasó a centrarse en cambio en lo que considera una ofensa a las críticas al aborto.

«Esto de criticar todo esto es algo exclusivamente americano, y no está bien. Otros países: Irlanda, Italia, México, han legislado iniciativas para ampliar el derecho de las mujeres a elegir. Países muy católicos», dijo Pelosi.

Más allá del vandalismo contra los centros de embarazo provida y las iglesias, los individuos también se han convertido en el objetivo de los activistas pro-aborto.

A %d blogueros les gusta esto: