¡Reunión de la Elite anuncia que se perderán muchas vidas pero se reactivará la economía mundial!

Esta semana, mientras los tomadores de decisiones más elitistas del mundo se reúnen en la exclusiva ciudad suiza de esquí de Davos, ha estado circulando una palabra de moda que probablemente se repetirá en los años venideros. Se está utilizando para describir el desastre apocalíptico que enfrenta la humanidad que solo puede ser salvado, en su opinión, por un gobierno y una economía mundial.

Los cristianos no deberían sorprenderse si esta nueva palabra de moda se abre paso en innumerables sermones en todo el mundo este año.

La palabra del día proviene del Foro Económico Mundial e indudablemente encontrará su camino en discursos gubernamentales, noticias, debates universitarios, grupos de jóvenes e incluso en su sala de estar.

La palabra de moda es ” policrisis ” y se usa para describir la tormenta perfecta de una crisis climática fatal, la pandemia de covid-19, la guerra en Ucrania, la escasez de alimentos, la inflación en espiral, la disfunción democrática, la intolerancia religiosa (es decir, cristiana), la injusticia LGBTQ y mucho más.

El premio a ‘la mejor palabra nueva que inflige imágenes máximas de pánico y miedo, que lleva a la cesión inmediata de los derechos a las ideas de un gobierno mundial’ es para el asistente de Davos, Adam Tooze, un historiador británico. Como nieto de un reclutador de espías soviético, Adam no es ajeno al poder de las palabras. Cualquier cristiano nominal con el deseo de presenciar lo que está sucediendo en Davos, o escuchar de primera mano cómo ayudar mejor a salvar a los humanos pobres y desolados de morir en una policrisis, puede olvidarse de eso. Miles de policías y militares tienen el área acordonada de los molestos plebeyos para ayudar a proteger el Foro Económico Mundial de ser víctima de policrisis. Las autoridades están revisando las huellas dactilares de cualquier persona que ingrese a la región para agregar una capa adicional de seguridad.

COMPÁRTELO!